EDUCACIÓN EN VALORES

Actualmente, en muchos deportes se está introduciendo el saludo al contrincante como un valor de deportividad, sin embargo, el deporte de la Esgrima lo lleva intrínseco, ya que, aparece recogido en su reglamento desde los inicios de su práctica. El reglamento recoge que, antes de iniciar un combate, los esgrimistas deben saludar con la espada  al árbitro, el contrincante y al público. Cuando el combate ha terminado se debe dar la mano al contrincante y al árbitro. El no cumplimiento de esta norma se sanciona con tarjeta negra, lo que supone la expulsión inmediata de la competición. Esta es una de las primeras reglas que aprenden los deportistas que se acercan a la Esgrima por primera vez.

El trabajo en valores como la cooperación, la integración, la igualdad y el respeto, también constituyen una  parte muy importante en la esgrima de base.

En el Club Deportivo de Esgrima Toledo hacemos un importante trabajo para que los esgrimistas menores y mayores colaboren unos con otros en distintas tareas, desde ayudarse a vestirse a corregir errores durante los combates y las clases.

Enseñamos a valorar los  logros del contrincante sea cual fuere el resultado, ya que, en la pista somos rivales fuera de ella somos amigos.

Se potencia la competición mixta, tanto de sexos como de edades.

Se aprende valorar las decisiones arbitrales, asumiendo que nadie es infalible, es por eso que, desde el principio aprenden a arbitrarse en combates amistosos. Al mismo tiempo se potencia la sinceridad cuando las acciones pueden ser dudosas y se facilita la decisión arbitral.

En definitiva el deporte de la Esgrima nos hace mejores personas.

¿Dónde vas a encontrar algo mejor?

  • facebook

© 2015 por ALFONSO HIGUERAS